Resumen “de Gutenberg a la internet” Briggs y Burke

Resumen de la introduccion del libro de Briggs, A. y Burke, P. (2002)“De Gutenberg a Internet, Una historia social de los medios de comunicación”. (Madrid: Taurus)

Este libro se centra en los cambios que se han producido en los medios: se evitará, según los autores, evitar dos peligros; que todo ha ido a peor y la suposición que ha habido progreso continuo.

¿Internet y su potencial democratizador? los autores señalan que no necesariamente será así, que incluso hay críticos que “temen” que internet socave todas las formas de autoridad, afecte la conducta y ponga en peligro la seguridad individual y la colectiva.

Según Briggs y Burke es necesario considerar los medios como un sistema en constante cambio, donde diversos elementos desempeñan papeles más o menos importantes. Las estrategias de comunicación necesitan estar siempre en coherencia con el contexto en el que operan (quien dice, que dice, a quien se lo dice, porque canal y con qué consecuencias de laswell).

En el resto del capítulo los autores realizaran un recorrido “histórico” por los diferentes medios de comunicación. Recuerda que esta es la introducción del libro, por lo tanto, los autores no tocan los temas en profundidad.

En la edad medieval las comunicaciones no eran inmediatas, pero ya llegaban a todas partes del mundo conocido hasta entonces.

Innis, autor canadiense revisado por Briggs y Burke, sostiene que el imperio asirio fue pionero en la construcción de autopistas y se decía que desde cualquier sitio era posible enviar un mensaje al centro y tener respuesta en plazo máximo de una semana. Innis realiza una distinción de “medios” tomando “medios” como materiales que se empleaban para la comunicación y opone sustancias duraderas como el pergamino, la arcilla y la piedra, a productos relativamente efímeros como el papiro y el papel. Señala que los asirios, al usar materiales más pesados, se inclinaron culturalmente al tiempo y las organ. Religiosas, mientras que al usar materiales más ligeros, fáciles de transportar a grandes distancias, produjo una inclinación al espacio y a las organizaciones políticas.

Otro concepto en Innis es la idea de que cada medio de comunicación tiende a crear un peligroso monopolio de crecimiento. Por ejemplo en el medioevo había un monopolio intelectual de los monjes, basado en el pergamino y la escritura a mano, poder que fue socavado por el papel y la imprenta.  Así también el poder monopolista sobre la escritura que ejercían los sacerdotes egipcios en la era de los jeroglíficos se vio subvertido por los griegos y su alfabeto.

En las catedrales medievales, las imágenes labradas en madera, piedra o bronces o representadas en las vidrieras constituían un poderoso medio de comunicación. El arte era didáctico, la gente aprendía todo lo “que era necesario que supiera, la historia del mundo desde la creación, los dogmas, todo esto desde las vidrieras de las iglesias o mediante las estatuas”.

Otro medio de com. Medieval era el ritual. Lo que no se podía registrar debía ser recordado y lo que necesitaba ser recordado tenía que ser presentado de modo memorable. El ritual, (fiestas, carnavales, representaciones) con su fuerte componente visual, era una forma de mayor publicidad.

La literatura medieval se producía no para un público lector sino para un público oyente. Los relatos medievales eran escuchados mientras alguien leía en voz alta. Solo a partir del siglo XI y de manera gradual, los papas y los reyes fueron utilizando la escritura para fines prácticos, pues no había confianza en la escritura. Los estudiosos hablan de “cultura escrita” en los siglos XIII y XIV.

Dos siglos antes de inventarse la imprenta los manuscritos, comprendidos los iluminados, se producían en cantidad cada vez mayores y es así como la imprenta llega en un momento de alta demanda por textos escritos. El énfasis en la permanencia seria cada vez mayor en la era de la imprenta. Con la invención del telégrafo, posteriormente, creció la sensación de lo inminente y lo inmediato.

¿Son las consecuencias de la alfabetización, o de la televisión, más o menos las mismas en todas las sociedades o varían de acuerdo con el contexto social o cultural? ¿Es posible distinguir entre culturas visuales o culturas auditivas? Se preguntan los autores.

Para Marshall Mcluhan lo importante no era tanto el contenido de comunicación como la forma que adoptaba. “el mensaje es el medio” y realizo una distinción entre medios “calientes”, como la radio y el cine, y medios “fríos”, como la televisión y el teléfono.

El discípulo de Mcluhan, Walter Ong, más interesando el contexto, enfatizo las diferencias de mentalidad entre culturas orales y culturas quirografías o culturas con escritura, distinguió entre “pensamiento de base oral y el pensamiento de base quirografica, de base tipográfica y de base electrónica. También observo el papel de la escritura en la “descontextualización” de ideas, en otras palabras, en sacarlas de las situaciones cara a cara donde se aplicaban originariamente, a fin de aplicarla en otro sitio.

El antropólogo Jack Goody observo las consecuencias sociales y psicológicas de la alfabetización. En su trabajo de campo en áfrica, observo la tendencia de las culturales orales a lo que él llama “amnesia estructural”, que es el olvido del pasado, o el recuerdo del pasado como si fuera semejante al presente. La permanencia d ellos registros escritos, por otro lado, actúa como obstáculo a esta amnesia y estimula la conciencia de la diferencia entre pasado y presente.

Otra anécdota, en 1929 el líder nacional Kemal Ataturk ordeno cambiar la escritura árabe por la occidental, declarando que con “su sistema de escritura y con su pensamiento, nuestra nación mostrará que su lugar está en el mundo civilizado”. El cambio ilustra la importancia simbólica de los medios de comunicación, además tiene que ver con la memoria colectiva, pues Ataturk quería modernizar su país, y mediante el cambio de escritura, impidió el acceso de la generación más joven a la tradición escrita.

Entre los estudiosos de las comunicaciones, Briggs y burke señalan que hay una división entre los que ponen relieve a la estructura y los que destacan el agente. Por un lado, algunos afirman que no hay consecuencias de los ordenadores, al menos no más que la alfabetización. Las consecuencias son limitadas a las personas que los usan. Por otro lado, hay otros que sugieren que a largo plazo el uso de un nuevo medio de comunicación cambiara la visión del mundo.

Un lado acusa al otro de tratar a las personas como sujetos pasivos, el otro lado acusa a este de tratar a los medios como pasivos, como espejos de la cultura y la sociedad, y no como agentes de transformación de la cultural y la sociedad.

Briggs y burke no cierran el debate pero dicen que ninguna teoría proporciona por sí misma una guía completa de dominio contemporáneo de “tecnología de comunicación de alta definición, interimpulsiva y mutuamente convergentes”, en que las relaciones, los individuos y la sociedad están en flujo permanente. (Briggs y Bruke, pág.: 25)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s