¿Y NUESTRA LIBERTAD EN LA WEB? Internet y las conexiones dominantes

images

Internet en los últimos cinco años se ha impuesto como un medio de comunicación de alta penetración en nuestro país, donde el 40 por ciento de los hogares chilenos cuenta con acceso Internet.[1] Las principales actividades realizadas por las personas vía Internet comprenden el envío y recepción de mensajes, en cualquieras de sus formas, ya sea e-mail, interacciones sociales vía Facebook, conversaciones por Skype, comentar en un foro o buscar contenidos en Google.

Para poder hablar de dominación de las conexiones debemos considerar dos elementos: las páginas web más visitadas y, dos, donde se aloja la información. Por un lado, según las estadísticas de Alexa[2], las 5 páginas más visitadas en Chile durante el 2011 fueron: Google.cl, Facebook, YouTube, Google.com, y Windows Live Messenger. Por otro lado,  está la ubicación de los servidores, que son los que almacenan la información que dejamos en internet, que en toda Sudamérica son 43.552.918 servidores, mientras que en EE.UU. existen más de 498 millones, dentro de los que se incluyen los servidores de Microsoft, Facebook, Twitter, Google, AOL, Yahoo!, PalTalk, YouTube y Apple. Es decir, los servidores donde fluye la información de las páginas más utilizadas por los chilenos en el 2011, está altamente concentrada en territorio estadounidense.

Asimismo, Internet como plataforma tecnológica se conecta a través de cables de fibra óptica internacionales, y América Central y del Sur no poseen la suficiente infraestructura de fibra óptica como para que un mensaje enviado desde algún país del continente llegue a destino, dentro de ese mismo país, sin haber salido del continente, lo cual incide en el alto costo del Internet y en la “soberanía virtual”. Según el coordinador del Observatorio Regional de Banda Ancha (ORBA) de la CEPAL, Fernando Rojas, el problema del costo tiene su causa en la ineficiente conectividad que existe hoy en la región Americana: “Para conectar un usuario de Argentina con Chile toca ir a Miami”, señala Rojas. Esta especie de precaria “soberanía informática” que padece el continente Sudamericano no ha sido ignorada por las autoridades y desde el año 2012 está en marcha un plan que pretende instalar un anillo de fibra óptica en América del sur con el fin principal de reducir los costos del Internet.[3]

Con estos antecedentes me pregunto ¿Qué tan libres somos en Internet? Porque es curioso que, si bien en Internet podemos tener acceso a “toda” la información del mundo, visitemos constantemente las mismas páginas. Indiferente al hecho de que ingresemos en esa página para dar nuestra opinión o bien para re apropiarnos del uso del medio y, por ejemplo, ocupar Facebook para promocionar un servicio antifacebook (un caso bastante extremo por cierto), Facebook sigue siendo una de las páginas más visitadas por los chilenos.

Creo que es posible hablar de cierta dominación tecnológica por dos grandes razones. Primero, el país que concentra la mayor cantidad de software utilizados por los chilenos, la mayor cantidad de servidores y de páginas webs es Estados Unidos, y este país ejerce una clara relación de dominación a otros estados y regiones, mediante la vía económica, militar y en el caso que nos compete, tecnológica y comunicacional. Como segunda razón, postulo que si bien somos libres de elegir el contenido que queremos leer, ver o escuchar en Internet, la búsqueda de estos contenidos se hace mediante buscadores estadounidenses que tienen el poder de decidir de qué manera indexar los contenidos, mientras que la comunicación realizada vía Gmail, Facebook o Twitter es guardada en servidores estadounidenses, donde incluso Google admitió que los correos de Gmail no eran privados. [4]

La dominación “cultural”

Como ya mencioné, los portales Facebook, Twitter, Youtube o “caratula”, “cotorreo” y “tu tubo (canal)” son las páginas más visitadas en Chile y las nombramos, cual genéricas, por su nombre en inglés. Desde el momento en que encendemos un computador tenemos que activar nuestro “software” de adaptación a PC o MAC. La era digital nos ha vuelto más bilingües, pero solo en lenguaje técnico. Esto adquiere relevancia si pensamos que la transmisión de una ideología se da principalmente a través del lenguaje; “hacer cosas con palabras” señalo el filósofo John L. Austin (1962) y además, es constatable de que el lenguaje precario hace tener una visión precaria del mundo, o que los límites del mundo se sitúan en los límites de tu propia comprensión del lenguaje.

En conclusión creo que es posible hablar de una dominación de las conexiones del internet, donde si bien es efectivo que somos libres de pensar/buscar/ver en Internet el contenido que queramos, son los medios tecnológicos como buscadores y redes sociales virtuales como Facebook aquellos que ayudan a “filtrar las complejidades del entorno y nos ofrecen una versión pulida” de la información (McCombs, 1996: 15) ¿O acaso sabemos de qué forma Google jerarquiza los contenidos indexados a su buscador? No sabemos en qué grado la información provista por los buscadores que utilizamos a diario no este “pulida” en alguna forma, por sutil que esta sea, o bien controlada de alguna manera violando la privacidad de nuestro correo o de nuestro perfil de Facebook. Es así como el uso del Internet se impone como un aspecto más de la hegemonía mundial estadounidense, donde podemos leer y escribir todo lo que queramos contra esa dominación, organizarnos y crear “eventos” en Facebook para marchas por nuestra privacidad en Internet, pero bajo las reglas de su buscador, su correo, su Facebook, su Twitter y su fibra óptica que nos conecta a la World Wide Web.

En el mismo sentido, el hecho que Internet se presente como un espacio democratizador y pluricultural pero al mismo tiempo reconozca abiertamente vigilar nuestros correos electrónicos, es el mejor ejemplo de la ambivalencia de la modernidad, donde la “libertad y sometimiento” es una relación dialéctica, continua y constante donde la libertad está en continua tensión e interacción con el sometimiento de las instituciones. (Wagner, 1994)  Creo que el Internet ha contribuido a homogeneizar aún más a las poblaciones de los países que adscriben a un sistema de capitalismo avanzado. Asimismo, Internet si bien puede parecer una herramienta democratizadora es un instrumento más bien homogeneizador e integrador, donde el analfabeto digital pasa a ser el marginado del siglo XXI.

Pero esto no es una jaula de hierro, ni mucho menos, en mi humilde opinión, lo que debemos hacer es promover y desarrollar una web habitada por social media, proceso que ya está ocurriendo, donde los internautas ya no son audiencias, sino prosumidores que podrían, eventualmente, desarrollar mayor cantidad de software colaborativos o de código abierto, o bien enciclopedias donde todos podemos colaborar y participar, como por ejemplo Wikipedia.

Es posible hacer la observación de que no por el hecho de utilizar software de código abierto o programas colaborativos, se podría dejar atrás la poca privacidad de los correos o la hegemonía estadounidense en la web, sin embargo, son un aporte sustancial para el desarrollo de una internet colaborativa, que sumada al creciente acceso a Internet, nos está llevando a un nuevo paradigma de la comunicación donde todos consumimos, todos producimos y de modo extraño logramos coordinarnos con resultados sorprendentemente buenos.

[1] Encuesta Barómetro de la Banda Ancha 2.0. Estudio de la firma Cisco y la consultora IDC, realizado en el año 2013.

[2] Sitio de medición de trafico de internet dependiente de Amazon.

[3] www.subtel.cl

[4] http://www.elmundo.es/elmundo/2013/08/15/navegante/1376537052.html

[5] McCombs, M. (1996) Influencia de las noticias sobre nuestras imágenes del mundo.

[6] Wagner, Peter. Sociología de la modernidad. Libertad y disciplina. Ed. Herder, Barcelona, 1994.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s